viernes, 4 de diciembre de 2009

La Apostasía e Hipocresía en las Iglesias y como Combatirla:

1ro deseo expresar QUE SI SOY Cristiano. Que creo en Dios sobre todas las cosas y que mi señor Jesus me saco de una camilla de Hospital cuando ya todo estaba perdido. Glorias y Alabanza para el que Vive, Rey de reyes y Señor de Señores.
Soy Convertido y transformado desde Dic. 15, 2002, no voy a entrar en esos detalles ya que son muchas partes de mi testimonio. ( Si deseas escucharlo invítame a tu iglesia) No se necesita pagar por esto ni por el CD.
Desde Enero, 2003 que comencé a Visitar la iglesia he podido notar como personas que dizque ser cristianos acuden con regularidad para ir en busca de sanación física, emocional y espiritual y eso no está mal, lo que si creo que está mal es que van pero continúan siendo las mismas personas que eran antes de conocer a Jesús (Quiero aclarar NO todas son así) pero la mayoría. Personas que después que salen del culto se van a darse un refresquito y perdonen pero no miento en esto, personas que van con una mini-caramba que se ve hasta el otro lado del océano pacifico o con los escotes que Dios; lucen como si hubieran estado en BRAZIL en Rio de Janeiro. Pero eso es de lo menos que deseo que te enteres, lo peor de todo es ver como los dizque lideres de este país se comportan, para ser breve tengo unas cuantas anécdotas pero hoy voy a hablar de una. (Que se sepa No estoy criticando, si no haciendo conciencia).
1ra. Fue en una Iglesia en Hatillo del Bo. Corcovado (Por motivos de conciencia mantendré el nombre de este Pastor en la anonimidad) Fue mi primera impresión, llegue un domingo temprano en Uniforme (Army) ya que tenia Drill pero lo habían cambiado de fecha, y decidí llegar hasta el templo según este Pastor le llamaba, Fue cuando di contra el cemento, se veían las miradas cortantes , los susurros tajantes y pa colmo los lideres me movieron de silla y me pusieron atrás porque habían personas del culto regular que su silla no podía ser ocupada (Increíble pensé), Recibí en aquellos días notificación de que me iban a mover hacia IRAK y le pedí…nop le rogué al pastor que si podía bautizarme ya que tenia anhelos en mi corazón de cumplir con los requisitos que imponía la iglesia y para estar claro delante de Jesús. (Comienza la 2da del noveno) Me llevo a la oficina y comenzó hablar de cosas que no entendía, del reglamento, la constitución, las normas, las leyes , los estatutos…ect…ect..ect y me preguntaba cómo era posible que teniendo un anhelo tan grande me bajara el moco tan fácil y sutil. Que clase de Pastor es este que te pide hasta tu número de cuenta pa’ hacerte socio de una de sus sucursales. Y luego pa colmo se hacía llamar Apóstol…pero eso lo discutiremos en otra ocasión, al final este pobre hombre hablaba, mejor dicho enviaba flechas con veneno a los lideres pk no estaban aportando lo suficiente y no les sacaba el guante de la cara. Hasta que un día mi nivel de tolerancia bajo y lo confronte, le dije que había incomodidad en los lideres de la iglesia por tanto veneno que había en su lengua, le dije que eso era intolerable y además que si no me iba a bautizar no me hiciera perder mi tiempo. El me contesto de esta forma: En tono alto y agresivo: Aquí el Pastor soy yo, yo decidí quien se bautiza y quien no, y al que no le guste mi predicación las puertas están abiertas y se puede largar. Le dije en tono airado pues eso mismo voy a hacer y me grito desde la puerta de la iglesia “ Yo se que un día vas a regresar llorando hasta mis pies”, sabiendo mi nivel de coraje me vire y le dije: Por el único que he doblado mis rodillas se llama Jesús de Nazaret, por nadie más” y me fui hasta el dia de Hoy. En mi Segundo anécdota te diré que me sucedió en una Iglesia del Bo. Santana de Arecibo. Hasta La otra.
Dios te llene de Sabiduría: Beltrán D Marco